jueves, 3 de febrero de 2011

Diferencias entre una señora mayor y una vieja

Cuando una mujer llega a la tercera edad, o cuando se va aproximando, su cuerpo empieza a tener ciertos cambios que por razones obvias (si, son obvias) no pasaremos a detallar en esta pequeña reseña. Pero uno de esos grandes cambios, es elegir un camino (así como eligió Anakin Skywalker)... el lado de las señoras mayores o el lado de las viejas.

Las señoras mayores son aquellas que, modestamente, viven su tercera edad sin perjudicar a nadie. Son esas que cuando vas en el bondi y les querés dar el asiento te dicen "no nene, no te preocupes que ya me bajo". Las viejas, en cambio, se te ponen al lado mirándote fijamente, casi clavándote en el hombro su cartera, con los ojos en el asiento, acechando como una leona a punto de lanzarse sobre una indefensa gacela. Apenas haces un movimiento que aparente que vas a levantarte, ellas ya casi están sentadas.

Siempre que llueve, las señoras mayores se quedan tejiendo en sus casas. Las viejas, en cambio, salen a comprar un choclo con sus mejores ropas, insultando a todo aquel que ose tirarles un poco de agua encima (llámese ciclista, auto, peatón que pisa una baldosa floja) y les gritan como si hubieran puesto una foto de Perón en una reunión de Radicales. Y no sólo eso! Sino que además usan paraguas, SI!!! DE ESOS PARAGUAS GIGANTES!!! Pero como son viejas y no entienden como son las cosas, van por debajo de los techos!! Y vos, peatón joven e inexperto, no sabes si seguir la velocidad de caracol rengo de la vieja, o si rebasarla temiendo ser víctima de una catarata de gotas que te mojen hasta el alma (suponiendo que todos son como el que suscribe, que nunca usa paraguas).

A su vez, las señoras mayores saben la edad que tienen, y se dedican a otras cosas más que a ponerse bonitas, porque la belleza la llevan adentro. Las viejas, por su parte, tienden a vestirse con ropa cara, usar toneladas de maquillaje absurdo, ¡Hasta usan tapaarrugas!, y bueno, ni hablar de los galones de perfume!! Qué desgracia ser olfativamente sensitivo y pasar por al lado de una vieja!!! Aaaaaaaa!!!

Una señora mayor (también reconocida como "viejita") siempre tiene historias para contar. Llena de alegría, se sienta a hablar con las personas que se interesan en preguntarle y les cuenta anécdotas fabulosas, e invita galletitas a los invitados. Una vieja, siempre pide algo a los que se le acercan. Nadie puede negarse a ayudar a una vieja, por eso es que perdés tantos domingos cortando su pasto, arreglando sus persianas, regando sus putas plantas, e incluso sacando a pasear al perro... pero dirás "si tiene mucho patio atrás". NO!!! Hay que sacarlo a la calle!!

Una viejita te aconseja cuando cometés un error, por más que hayas roto un adorno muy lindo que ella tenía. Una vieja grita, se pone loca, te dice que eso era invaluable, y te da más trabajo. Más??? SI! MÁS! Y vas a laburar como un puto esclavo de una vieja a la que no le podés decir que no!!!

Una viejita suele tener caramelos siempre. Una vieja, remolachas. (No tengo nada en contra de las remolachas, pero a mucha gente le caen mal xD)

Las señoras mayores creen que los jóvenes son el futuro. Las viejas dicen que son todos chorros, drogadictos, alcohólicos y pervertidos.

Las señoras mayores siempre tienen un consuelo. Las viejas, una puteada. (agitando la mano fuerte).

Las señoras mayores te guardan la pelota si se cae en su patio. Las viejas las coleccionan... pinchadas.

Las señoras mayores, comen con mostaza. Las viejas, mayonesa.

Y por último, las señoras mayores leen mi blog. Las viejas, también (Pero lo desprecian).

Así que así está el país. Lleno de viejas. LLENO. Esperemos que esto sirva para que dentro de cincuenta años, muchas de las lectoras del blog no se pasen al lado oscuro, a menos que lo disfruten tanto como yo, que voy a ser un viejo de mierda que pinchará las pelotas de los vecinos cuando caigan en mi patio, si es que todavía hay pelotas (y no tanto winning eleven) y si es que tengo patio. Sino me hago una cervatana a lo chavo del ocho y empiezo a castigar niños indefensos. Total.. seré un viejo de mierda!

Salud y hasta la vejez!

Hic!

7 comentarios:

tojoshan dijo...

Que bueno que aclaraste que vos ya elegiste, porque sino lo iba a aclarar yo jajaja!

Que raro el acote sobre la mayonesa ¬¬

ahhhh! puede ser remolacha o berenjenas en escabecha! guarda! (repudio ambas)

mirá este corto, es sobre una vieja!

http://www.youtube.com/watch?v=uuge2gtuNVU

abrazo vieja! (nunca más apropiado)

La odiota dijo...

Ves que los jovenes son todos unos vagos que andan todo el dia en internet escribiendo no se que cositas!

jaja geniotu

Pablix dijo...

Las berenjenas en escabeche son buenisimasss!!!!!!!!!!!! La remolacha tb me gusta, pero no se porque muchos la odian sin sentido. Qué feo eso de odiar eh!!!

Ahora miro el videito pebete!!

VerborragicamenteHablando dijo...

A mi me parece que las viejitas son unas idolas, pueden putearte sutilmente sin que les puedas decir ni mu, sus postres siempre van a ser los mejores, pueden fumar faso por que "se lo recetan medicinalmente" a la mejor El Jardín de la alegría, te enterás de la nada que de jovenes la rockearon y por ultimo me producen mucha ternura. Sabe tu.
Ah, a tu pregunta 20, no se como llegaron a lo de los 13, tenia un dia particular al parecer pero carajie mucho por dentro. Ahi tenés una ventaja con ser hombre, yo con una barba seguuro tengo como 30(???

Pablix dijo...

Seee, es lo mejor descubrir el pasado de los viejitos! Hay cosas impresionantes ahi!!

Te producen ternura las viejas? NO viajas en bondi, no? Creo que después de que las viejas me hayan codeado en las costillas para pasar cuando el bondi estaba hasta las pelotas, me hizo perder un poco el amor.

Saludos Verbo!!

Ana dijo...

hay viejas y viejas...
la vieja de abajo de mi dpto es un caso particular que en general me da algo así como miedo... no es señora mayor, es vieja bruja! hasta canta con sonidos tenebrosos....
besos

Pablix Pebablds dijo...

Ana: Seguro tu vecina tiene una olla grande donde mezcla ojos de sapo cn alas de murcielago! Quiero oirla cantar!