sábado, 17 de diciembre de 2011

El Día de la Muerte


Luego de tanta violencia en el mundo y para que todos los seres humanos tuviéran su momento de descarga, entre varias organizaciones de alto poder y con la aceptación de todos los países del mundo, se creó el día mundial de la muerte.

Ese día el gobierno de cada país, de cada provincia o estado, de cada localidad y de cada municipio, entrega un arma con una sóla bala a cada habitante, quien tiene derecho a usarla contra otro ser humano, cualquiera sea la causa, con total inmunidad policial y de cualquier tipo.

Teniendo en cuenta que todo el mundo se quejaba, pero a su vez todos querían eliminar del mundo a alguien, el proyecto fue practicado por todos a pesar de sus negativas. Por ende ese año la población bajó a la mitad. Al año siguiente, se volvió a repetir la actividad y gracias a deseos de venganza por el año anterior, la celebración del día de la muerte se hizo más intensa. Para las cuatro de la tarde todos habían matado ya a su candidato. La población mundial volvió a cortarse a la mitad.

Pasados unos años, y ya cegados por la ira y la libertad, la población había quedado en sólo dos personas: Una que vivía en América y otra de Oceanía. Al no tener otras personas que los ayuden a transportarse, se valieron de sus propios medios para encontrarse, sin ni siquiera conocerse, sólo por el hecho de que tenían la posibilidad de ejecutar a alguien. Cuando por fin se encontraban frente a frente a unos diez metros, y antes de que pudieran sacar sus respectivas armas, ambos murieron de fatiga, causada por el arduo viaje que habían emprendido.

La celebración del día de la muerte había llegado a su fin.

7 comentarios:

Bellis dijo...

1964 II

Ya no seré feliz, tal vez no importa
hay tantas otras cosas en el mundo,
un instante cualquiera es más profundo,
y diverso que el mar, la vida es corta.

Y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa flecha,
que nos libre del sol y de la luna,

y del amor, la dicha que me diste y me quitaste debe ser borrada,
lo que hora todo tiene que ser nada

Sólo me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina,
al sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Borges.

"La muerte es una amante despechada, que juega sucio y no sabe perder"

Joaquín Sabina

VerborragicamenteHablando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
VerborragicamenteHablando dijo...

Ay, caracho, se me pegó mal, me hiciste acordar a esta imagen: http://softmystic.com/wp-content/uploads/2011/10/313005_291573777534466_100000455387146_1125714_880080673_n1.jpg

una gabi. dijo...

Che, no me gustó (para variar un poco).
Jajaja.
Tenía que decirlo.

Pablix Pebablds dijo...

Bellis: Dos genios! Aunque a Sabina le tengo cierto rechazo, reconozco que algunas letras son muy buenas!

Verbo: Totalmente. El hombre es el peor enemigo del hombre!

Una Gabi: Es bueno que no te haya gustado! Jaja, a quien le gustaría que pase algo así? (Mira la pelicula Battle Royale, es de gente que debe matarse para sobrevivir a un juego xD)

BELLARTE ליבה dijo...

Y yo que pensaba que era negativa. Humm!

Pablix Pebablds dijo...

Bellarte: Vos sos negativa? :)