martes, 7 de agosto de 2012

Ping Pong Bancario

Admiro con horror a aquellas personas que planean los laberínticos mecanismos de defensa de las grandes empresas para desviar y marear a los clientes que, con ingenuidad, pretenden que aparte de pagar, que les brinden un buen servicio. Se ve que son dos cosas que no van de la mano.

Particularmente hoy, me vi en la entrañas de ese sistema de idas y vueltas que jamás tiene fin, y que rebotan entre llamados y pruebas a todo aquel que se aventure a tratar de solucionar un problema.

La misión era fácil: Hacer un depósito bancario.

Como los señores del banco donde tengo mi cuenta (del que no voy a dar el nombre, pero puedo decir que es un banco que viene de Francia) [JA] crearon un cómodo sistema para hacer transferencias por internet, intenté hacerlo por la web, que supuestamente tardaría microsegundos. Al llegar al último paso, me pedía que tenga registrado desde el cajero automático, mi número de celular, como una nueva medida de seguridad, que manda una clave al instante para completar la transacción. Como nunca lo había hecho, fui al banco (estoy a una cuadra).

Desde el cajero, seguí los pasos, y no me tomaba el celular. Probé con 011, con 15, con 11, con el prefijo de australia y con el que me pasó tu vieja anoche. Nada. Me decía que era incorrecto.

Pensando que el del error era yo, volví a la pc a buscar información, y aparentemente estaba todo bien, así que volví al banco. Probé nuevamente en el cajero, y me decía lo mismo, así que me acerqué al (no se si era) el gerente del banco, y me dijo que me acercara a la mesa de ayuda que ahí me iban a atender *Ping*.

El de la mesa de ayuda,  me dio una tarjeta y me dijo que llame a un número que resaltó con un fibrón amarillo *Pong*.

Llamé al número y después de unos diez minutos (casi contados) de espera, me atendió una chica muy cordial, que me dijo que iba a ver el problema. La llamada se cortó *Ping*, asi que volví a llamar y me atendió otra chica (luego de otros diez minutos) a quien tuve que explicarle TODO de nuevo. Me comentó que desde ahí ella no podía hacer nada, y que mande un mail a una casilla que me pasó, pero me dijo que quizás me respondían en 24/48 hs y si el depósito era urgente me acerque a la ventanilla. *Pong*  Me dijo también que ponga el número con 011 y sin 15 (cosa que ya había probado), pero acepté *Ping*, envié el correo y fui al banco de nuevo, por si me había equivocado, y luego de varios intentos fallidos, volví y llamé por tercera vez.

Me atendió una tercer chica cordial (luego de otros diez minutos) a la que tuve que conmover nuevamente con mi historia. La respuesta fue que no era problema de ellos, que llame a los del cajero a un número que me dio. *Pong*

Llamé a ese segundo número y luego de un rato me atendió otra persona a la que tuve que decirle todo de nuevo, y me dijo que eso era problema del banco y no de ellos. *Ping*

Como me quedaba poco tiempo (porque, como si fuera poco, trabajan hasta las 2 o 3 de la tarde nomás) fui al banco y me mandé a hacer la fila para hacer el depósito manualmente. Después de como media hora de espera, hice el trámite, y cuando salí me acerqué al (que creo que es el) gerente y le dije que quería elevar una queja, y me dijo que me acerque a la mesa de entrada (la misma donde me mandó la primera vez)  y pida una planilla para quejas*Pong*.

Fui hasta la mesa y hablé de nuevo con el mismo tipo, a quien tuve que explicarle todo de nuevo porque no se acordaba, y le pedí una planilla para hacer una queja y me respondió "Para hacer una queja tenés que mandar un mail a -y me dio la misma tarjeta que la primera vez, marcando con el mismo fibrón amarillo el mismo mail que me había pasado la mina del teléfono-, a lo que respondí cordialmente "Hace dos horas que me tienen dando vueltas, quiero hacer un reclamo por escrito", el señor me repite "tenés que enviar un mail a..." *Ping* y me extiende la tarjeta, a lo que amistosamente y frente a la gente a la que me había colado, le respondo "Metétela en el culo", y me fui, temiendo caer nuevamente en ese laberinto de llamados y esperas que me consumió todo el horario del almuerzo.

El ping pongo había comenzado de nuevo.

Los odio a todos.

(Estoy pensando mandar un correo al mail que me dijeron con un link a esta entrada. Eso sería genial!)


10 comentarios:

Routeless dijo...

Yo también los odio! Y el banco gallego es IGUAL! Pero no dejes de mandar el mail. Seguramente te responderá una máquina automática diciéndote "Gracias por comunicarse con el Servicio de Atención al Cliente del Banco de Francia. Su consulta será debidamente analizada y uno de nuestros representantes se pondrá en contacto con usted al número celular que ha registrado en nuestros cajeros automáticos".

Bellis dijo...

Mandá el mail con el link a esta entrada, de hecho, por ahí sería medio heavy, pero yo fotocopiaría unas cuantas hojas con esta entrada y las tiraría por la sucursal del banco.

¡Maldita burocracia!

Bellis

Ana dijo...

Pobrecito!! qué depresión!
yo esta semana tuve casi el mismo problema, pero con otro banco y menos ping-pong pero suficientes para alterar mi estado mental.
Besos

Yashira dijo...

Uy cómo me suena eso que has contado y no sólo en un banco, con cualquier problema con una compañía telefónica es exactamente así. Un desastre. Parece que se burlan de nosotros y ponen a prueba nuestra paciencia.

Besitos, manda el mail después relájate y olvídalos.

Pablix Pebablds dijo...

Routeless: Sí, las máquinas dominan esos lugares. Lo peor es que los empleados también son como máquinas del mal.

Bellis: JAJAJA Es buena esa! Debería sacar un abismito especial sólo con ese texto y dejarlo en la puerta. Gracias por la idea!

Ana: Desesperación más que depresión!! Es imposible mantenerse cuerdo con tantas idioteces que te dicen.

Yashira: Parece que es en todos lados igual... me voy a meditar a ver si me relajo!

Estela dijo...

A veces cosas sencillas como hacer un deposito bancario se complican.
Si tu banco viene de Francia seguramente es el mismo que yo tengo, pero la verdad es que hago todo por internet y nunca tuve problemas.
Con otros bancos que tuve antes si tuve momentos en que me hicieron complicadas las cosas.. en fin, que puedas solucionar el tema!
beso

José A. García dijo...

Yo te recomiendo ir un con bidón de nafta (aunque sea vacío, no importa) ahí vas a ver cómo te atienden rapidito rapidito y sin quejas...

Todo el sistema es corrupto y preparado para hacerte perder tiempo y plata, de otra forma no les serviría a ellos. Pasa lo mismo con esa obra social de cuarta que se llama Galeno y que de atención al cliente sólo se acuerdan cuando hay que cobrarte la cuota.

Saludos

J.

Pablix Pebablds dijo...

Estela: Gracias! El problema es cuando agregan nuevas funcionalidades y en lugar de agilizar las cosas, las empeoran.

José: Es mejor si voy con el bidón lleno, total lo voy a terminar usando cuando me digan "si querés prender fuego el lugar, tenés que mandar un mail a..."

Bellarte dijo...

Estas más salado que un moco.
PD. Migraña crónica.

Pablix Pebablds dijo...

Bellarte: Se pasaron con la sal cuando me hicieron!