martes, 4 de septiembre de 2012

Un Texto Como La Gente


Estamos acostumbrados en nuestra cotidianeidad, a decir y aceptar ciertas frases armadas, que tomamos sin pensarlas o sin profundizar en ellas.

Resulta que cebamos un mate mediocre, y se nos tapó la bombilla (como suele pasarme el 99,9% de las veces que preparo mate), cuando uno de la ronda, intentando tomar, nos dice "Dejá que voy a armar un mate como la gente". Y ahí es cuando queda esta pequeña frase de tres palabras que se puede anexar a casi todo, que es "Como la gente".

Pero... ¿Qué es ser como la gente?

Palo Pandolfo, dice junto a Los Visitantes "La gente no sabe y miente, inventa y fabrica tanta trampa".

Entonces, ¿vas a armar un mate inventado, con trampas?

Como tengo menos filantropía que una piedra, podría decir con total convencimiento que odio a la gente tanto como odio golpearme el dedo chiquito del pie con la puerta cuando busco un vaso de agua por la noche.

Entonces, ¿Por qué queremos que todo se haga como la gente? ¡Si la gente hace todo mal!

O peor aún... si me dicen que haga algo como la gente, ¿Significa que no soy gente? Está bien que los odie a todos, pero aunque se me tape el mate, seguiré siendo, desgraciadamente, una persona.

Creemos que somos gente que no hace cosas como la gente. ¡Pero en realidad sí las hacemos como la gente!

Usamos las cosas mal, atamos con alambre, miramos a la hermana de nuestro mejor amigo, somos desorganizados, no podemos evitar pasar el dedo por una torta llena de crema minutos antes de cantar el feliz cumpleaños, tratamos de poner un fitito a 200km/h, usamos anteojos de sol en lugar de casco cuando andamos en moto, y nos preocupamos más por llegar temprano al trabajo que por dormir cinco minutos más.

Si eso es hacer las cosas como la gente, ¡espero reencarnar pronto en una babosa, y hacer las cosas como las babosas!

12 comentarios:

Yashira dijo...

Agggg Pablix ¡qué asco! ¿podrías elegir otro bichejo? Es que ese me supera.

Pero bueno se entiende la idea, tú no eres gente, no eres del montón, aunque de vez en cuando te sucedan cosas como a todos.

Besitos desde mi mar,

JLO dijo...

a mi me gustaron todos los malos ejemplos del final jaja... sere como la gente o como una babosa? salu2...

Bellarte dijo...

Yo creo que sí soy babosa, por eso tengo mucha baba, para lamerte mejor.

Bellarte dijo...

Yo creo que sí soy babosa, por eso tengo mucha baba, para lamerte mejor.

Flor dijo...

Uy, acabo de poner sal sobre una babosa en el jardín. Perdoname.

José A. García dijo...

Ser como la gente es rebajarse a ser lo que otros esperan que seamos y no ser, en cambio, nosotros mismos. Eso.

Entonces yo no soy gente, ni como gente. Soy vegetariano.

Saludos

J.

Pablix Pebablds dijo...

Yashira: Las babosas son geniales! :)

JLO: Eso depende... igual prefiero las babosas!

Bellarte: Una babosa que lame... que impresión!

Flor: Asesina!

Jose: Muy bien! Y comes babosas? Porque algunas personas son babosas también!

José A. García dijo...

No, no, me auto fagocito. Con eso me mantengo. Y no engordo!

Saludos

J.

deltanea dijo...

En principio, para que no se te tape el mate, colá la yerba y sacale todo el polvillo. Después, no importa cómo acomodes la bombilla, cuánta agua sirvas, en qué huequito, ni ninguna de esas paparruchadas que la "gente" dice que hay que hacer para que el mate no se tape. Como plus, evitás ingerir el polvillo que es malísimo para la panza.
En fin, comparto bastante tu misantropía! Saludos :)

Pablix Pebablds dijo...

Jose: Buen método!! Aliviaría el hambre mundial!

Deltanea: Gracias por los consejos, pero por más que intente, no me sale. La misantropía es inevitable.

Eva Letzy dijo...

Jajaja! Adhiero, yo también quiero ser babosa entonces, bueno, o gato, si tuviera que dejar de ser gente sería gato.
Si te sirve de algo, a mí también se me tapa la bombilla muy a menudo...
Buenísimo tu texto.

Pablix Pebablds dijo...

Eva: Qué bueno sentir que no soy el único al que se le tapa el mate! Un abrazo!