lunes, 3 de diciembre de 2012

Odio IX (Te llueve, te llueve)


Odio a los que hablan de un equipo de fútbol como "nosotros": Ustedes no jugaron! Gritar como desaforado no colabora en la victoria/derrota del equipo.

Odio a los que se despiden diciendo "estamos en contacto": En contacto te voy a poner con un enchufe, a ver qué te parece. Pelotudo.

Odio los que ponen cosas arriba de las sillas: Las sillas son para sentarse. No para sentar la cartera. Ni la plancha. Ni al perro. Ni los apuntes. Ni a las viejas.

Odio los forros que van en motos pequeñas haciendo ruido ensordecedor: Putos! (Y más si la hacen explotar, como está de moda en estos días).

Odio los que le cambian el sentido a la palabra "rica": "Qué rica chica!" oh por dios! Es como querer hacerse el buena onda por tener ochenta años y quedar como un idiota.

Odio a la gente que grita en el teléfono: Si vos no escuchás porque estás en el bondi, o porque el auricular no se escucha lo suficientemente alto, no quiere decir que al otro le esté pasando lo mismo. AAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Odio los blogs que tienen música de fondo: Me destruyen los mejores temas y hasta me asustan. Tengo miedo.

Odio los Keygen con música. Déjenme piratear en paz: Me asustan más que los anteriores a veces, y suelen delatar ciber-actividades delictivas.

Odio levantarme temprano: Simplemente no me cabe viejo.

Odio a los que dicen que odian a Facebook... en facebook. 

Odio los que se quejan del gobierno en las redes sociales: ¡Como si la presidenta estuviera pendiente de eso! Vayan a quejarse a plaza de mayo... cagones!

Odio las verrugas: Simplemente la odio.

Odio a la gente que habla fuerte: No hace falta gritar todo el tiempo, ¡POR FAVOR! ¡ME IRRITAN!

Odio hablar por teléfono: El teléfono debería ser sólo para pedir un remis o una pizza, o comida china que está buenísima, y no para hablar tres horas sobre qué hice en cada momento del día!

Odio que se me mojen las medias un día de lluvia: Como he escrito anteriormente... es un bajón. De los feos.

Odio a los que nunca contestan los mensajes: Siempre nos ponen en jaque y debemos ser quienes llamemos, para que ellos, señores no-contestadores, no gasten su maldito crédito.

Odio las verrugas: Sí, de nuevo. En el mismo odio. ¡Déjenme en paz!

Odio que el mínimo del aire acondicionado sea siempre 17: A veces tengo más calor que el que puede ser destruido con 17 grados.

Odio a los que escriben todo en mayúscula y sin signos de puntuación: "HOLA COMO ESTAS TODO BIEN ME PODES PASAR EL PRESUPUESTO QUE ME MANDASTE EL OTRO DIA PORQUE SE ME PERDIO ENTRE TANTOS PAPELES QUE TENGO MUCHAS GRACIAS Y QUE TENGAS UN LINDO FIN DE SEMANA LARGO.". Lo peor es que por lo general es gente que tiene un buen trabajo y gana muy bien. Los odio doblemente.

Odio los dedos de los pies: Son deformes y deberían desaparecer... quizá nos vendría bien algún tipo de pezuña, o dos dedos nomás... Naturaleza, vos fijate, que me estás empezando a irritar.


¡Viva Odiar!

Y sigan odiando en: http://www.paradoenelabismo.com/search/label/odio

Y ódienme por Facebook:  http://www.facebook.com/paradoenelabismo

Cha!




10 comentarios:

La Guardarraya de la Siberia dijo...

Amo estos odios.

Yashira dijo...

Páblix qué manera de odiar la tuya, señor, me asusta tanto odio.

Relájate ¿o también odias relajarte? Ya no se...

Besos.

Victoria dijo...

Creo que comparto todos jajaja muy bueno!

Eva Letzy dijo...

A mí los que más me molestan son los de las motos, a esos habría que hacerlos desaparecer, y a los que gritan en el subte o bondi en su celular cuando yo estoy tan contenta con mi libro, me molestan sus gritos sobremanera...

Bellis dijo...

En algunas puntos me sentí odiado, tengo una silla que pronto se va a romper, si es que alguien se sienta en ella, la cual uso para apoyar la mochila, apuntes viejos, paraguas y volantes de la facultad, y con un par de birras encima puedo hablar muy fuerte con aquel que está al lado mío. Pero sí soy de los que aman el aire acondicionado puesto al máximo.

Yo sabés que odio? Cuando un x amigo o conocido te habla mal mal y mal de otra persona, al punto que vos tomás el punto de vista de tu amigo y compartís su aversión por ese tercero, pero después ese amigo tuyo se "amiga" (valga la redundancia) con el tercero, no obstante vos seguís con la misma aversión (y solo). Es feo eso, o capaz yo sea un obsesivo poco flexible.

Abrazo Pablix!

Bellis

Lucianna dijo...

Yo también odio a la gente que habla fuerte y hablar por teléfono. ¿Qué te copiás?

Pablix Pebablds dijo...

La Guardarraya de la Siberia: Ellos te odian. (Con amor)

Yashira: Me relajo odiando, es mi cable a tierra (?).

Victoria: Gracias!

Eva: Totalmente. La gente no debe hacer tanto ruido!

Bellis: Hacés bien! Tenés que odiarlos a todos, por más que se amiguen. De hecho, si tu amigo se re-amiga nuevamente con el otro, tendrías que odiarlos a ambos por igual.

Lucianna: No me copio, sólo digo lo que todos quieren odiar! :)

Hombre de Neanderthal dijo...

Jaja, todo un listo de odio. Está muy bien!!
Cómo jode levantarse temprano, qué cosa!!

José A. García dijo...

Nada peor que un blog con música que te intenta imponer un ruido por sobre lo que estés haciendo o no. Eso sí que es digno de todo mi odio...

Gracias por el desahogo.

Saludos

J.

Pablix Pebablds dijo...

Hombre de Neanderthal: Totalmente. Hay que listar los odios, para que no se nos olviden, vio.

Jose: Es algo brutal, terrible y que no tiene razón de ser en este mundo.