jueves, 18 de agosto de 2011

Dame!

-Che, dame una galletita.
-No.
-Por qué? Dale! Dame una galletita!
-NO!
-Una sola nomás! Dame una!!!
-NOO!!!
-No seas malo!! Dame un pedacito aunque sea...
-QUE NO!
-Por favor!! Qué te cuesta? Dame media nada más!
-TE DIJE QUE NO!
-Cheeee, daaale!! DAME UNA GALLETITA!!!!
-NO QUIERO!
-Me das una galletita?
-Bueno, tomá.
-Gracias.


































-Me das otra? :)

7 comentarios:

Familiarizada dijo...

buenísimo el remate

dissors dijo...

Que galletita era?

Pipistrela dijo...

Jajaja a quién no le paso?

Pablix dijo...

Familiarizada: Gracias :)

Dissors: Eran Sonrisas, obvio.

Pipistrela: A todos nos pasa! Momentos terribles en la vida si los hay, y más si ya nos habíamos mentalizado en comernos todo el paquete!

una gabi. dijo...

Quien insistía tanto con la galletita padece (o disfruta) de adicción hacia la misma o, lo más seguro, sea un mocoso caprichoso y consentido.

¿Me convidás una galletita? (a)

Bellis dijo...

Así se consiguen las cosas: hinchando las pelotas. Igual siempre yo quiero más de la mitad del paquete para mí, si no pagué al pedo, jaja.

Saludos!

Bellis

Pablix dijo...

No les convido nada!

Y si, romper las bolas es la mejor forma de ganar. En publicidad se llama "persuasión", en el fulbo se llama "marcar" y en pedir galletitas se llama "dame".

:)