martes, 29 de enero de 2013

Parásito

http://www.facebook.com/lamireyamemira

Debía darle de comer desde adentro para mantener su propia vida. Era una relación simbiótica tan delicada que un leve error de cálculos los mataría a ambos. El parásito debía alimentar a quien lo mantenía, utilizando para esto pedazos pequeños de su cuerpo, que le iba arrancando cada tanto.

De esta manera, hacía que el anfitrión se mantenga con vida, pero a la vez lo iba matando, aunque más lentamente que la enfermedad que lo debilitaba. El parásito sabía que cuando su anfitrión muriera, él también lo haría, ya que no tendría forma de mantenerse.

Lo que ignoraba, es que el cuerpo que lo incluía lo estaba usando, ya que necesitaba que el parásito le diera de comer para mantenerse con vida, mientras que él alimentaba de la misma forma a su propio anfitrión, del quien él era el parásito.


----------------------------------
Este texto fue basado en la ilustración que vemos convenientemente a la derecha del texto que fue basado en dicha ilustración, basada en dicho texto.

Dicho esto, vale aclarar, también convenientemente, que dicha imagen (que, aclaro, acompaña el presente texto) fue creada por la autora de la imagen que acompaña al texto que se basa en la imagen. Dicha autora, la de la imagen, es La Mireya Me Mira, y pueden mirarla ustedes también en el siguiente link:
http://www.facebook.com/lamireyamemira

Recordemos entonces, que el link pertenece a La Mireya Me Mira, autora de la imagen que está a la derecha del texto basado en la imagen de la derecha. 

Visítenla que es más genia que todo.

Abrazos y odios!
Pabablds
Vicepresidente Junior

4 comentarios:

Yashira dijo...

Muy bueno Pablix, a pesar del enredo de la ilustración, jaja.

Saludos.

Bellis dijo...

A veces hay males necesarios, como el General San Martín que se daba con opio para poder sobrellevar el cruce de los Andes.

¡VIva Perón!

José A. García dijo...

Un simbiote simbiotado! Excelente, tanto el texto como la imagen.

Saludos

J.

Pablix Pebablds dijo...

Yashira: Gracias! :)

Bellis: Claro! No era fácil cruzar los andes sin opio!!

Jose: Muchas gracias! Le haré llegar las felicitaciones a la ilustradora.