martes, 26 de febrero de 2013

Las Notas


Cuando nos enfrentamos al terror de tener que incorporar conocimiento de una materia específica para una fecha acordada (de prepo) por una persona al servicio de la enseñanza, odiamos a los creadores de Matrix por graficarnos una máquina a la que podríamos conectarnos y aprender Kung Fu en cinco segundos la cual todavía no se ha inventado. Odiamos también, el hecho de que por más que el examen haya sido avisado con más de una semana de anticipación, no es sino antes de los últimos dos días que nuestro cerebro logra entender lo que está sucediendo y nuestra situación académica frente al exámen, la asignatura y nuestro mismísimo futuro.

Luego de fundir neuronas, quemar pestañas, abusar de nuestra masa encefálica, irritar nuestros ojos e inundar nuestros cuerpos con energizantes, viene la experiencia, que quizá merezca un texto aparte, pero no es ella la que nos importa esta vez, sino más bien el resultado de nuestras sonatas más hermosas que el profesor traduce en una nota numérica, que más allá de que nos hayamos roto nuestro querido trasero estudiando, siempre tenemos nervios de recibir.

(Vale aclarar que aprobamos con cuatro)

Es así como podemos traducir las notas en un exámen escrito:

Si te sacaste...

...un 0, el profesor se dio cuenta que eras vos el que ponía material fecal en la birome que él se llevaba a la boca.
...un 1, por lo menos no es un ausente. Igual la pasaste bien escabiando toda la semana, no te preocupa.
...un 2, es que pusiste tu nombre, la fecha, y dibujaste un hermoso sol que representa al clima actual.
...un 3, es que te tomó lo que dijiste "esto no lo va a tomar".
...un 4, es ahí... estudiaste para un seis, pero no pudo ser.
...un 5, es "estabas ahi, pero dijiste algo que sorprendio al profesor".
...un 6, es "estabas ahi, pero hiciste reir al prefesor dos o tres veces con tus respuestas".
...un 7, estaba para un 6, pero le caés bien al profesor.
...un 8, todas las respuestas estaban bien, pero tenías muchas faltas graves de ortografía.
...un 9, te merecías un 10, pero el profesor te odia.
...un 10, seguro es un error del profesor.

Mientras que en un exámen oral, pasa lo siguiente:

Si te sacaste...

...un 0, es prácticamente que pasaste a decir "no estudié, puto!".
...un 1, idem el punto anterior, pero sin el "puto".
...un 2, trataste de decir algo, pero las "lagunas mentales" te jugaron una mala pasada. (Supuestamente estudiaste... SUPUESTAMENTE).
...un 3, la remaste, la remaste hasta que dijiste una burrada que no pudiste remontar en la primera pregunta, y el profesor gritó NEEEEXT.
...un 4, mechaste dentro de la exposición algunos temas de la vida cotidiana y le contaste al profesor de cómo el gato de la vecina usa de baño tu jardín (porque sabés que al profesor le pasaba lo mismo y generaste empatía).
...un 5, es que lo que dijiste lo dijiste bien... pero usando monosílabos.
...un 6, lo que el profesor preguntó, lo sabías, pero empezaste a tartamudear y a babear tanto que decidió conformarte con un seis y ahorrarte el ridículo.
...un 7, estudiaste un día antes y funcionó. Vamos todavía!
...un 8, estudiaste dos días antes, así cualquiera!
...un 9, hablaste sin parar, contestaste todo y mucho más de lo que te preguntaban, pero por egocéntrico te bajaron un punto.
...un 10, te tomaron último y la clase terminó hace diez minutos, estás sólo en el aula con el profesor, te hace tres preguntas y las contestaste cortitas y al pie.

Corta la bocha.

Y es así como nuestro futuro se va forjando, a raíz de las calificaciones que vuelcan nuestros docentes según nuestro desempeño áulico.

4 comentarios:

Bellis dijo...

Los finales son terribles, ni hablar de cuando se acumula gente en los pasillos a repasar, todas esas voces parecen murmullos de fantasmas...

Yo tengo que dar uno pasado mañana y estoy con una ansiedad tremenda. Si me saco de ocho para arriba le prometí a mis amigos que voy a organizar una picada a casa.

Ellos me dicen que no sea tan exitista, pero son unos guachos, ninguno tiene promedio por debajo de ocho...

Saludos!

Bellis

Dissors dijo...

Me habia olvidado de lo genial que eran tus entradas.
Me robaron el celular, perdí todos y absolutamente todos los numeros.
Supongo que mañana ya tendre nuevamente mi chip :(.
Y te mando mensaje y todo eso que siempre prometemos y nunca cumplimos.
Saludos Brains

José A. García dijo...

¿Quién tiene tiempo para esperar ser el último en un examen oral? Yo no. Así que el que lo tenga que me lo preste. Gracias.

Saludos

J.

Pablix Pebablds dijo...

Bellis: El pasillo del que hablás me hace acordar a las peliculas estadounidenses, cuando van a ejecutar a alguien en la silla. Siempre hay una imagen de un pasillo muy largo y semi-oscuro!

Dissors: Aparecé guacha!!!

Jose: A veces no depende de uno, sino del profesor! O de tu apellido...