lunes, 17 de junio de 2013

Clavos

En un pequeño pueblo, tres niños discutían y alardeaban de los trabajos de sus padres:

- El mío vende autos.
- El mío, casas.
- Y el mío, clavos.

Los dos niños rieron ante la profesión del padre del tercero, quien no se alteró para nada, y retrucó con lo siguiente:

- ¿Cuántos autos vende tu papa en un mes?
- 5... 6 autos.
- ¿Y cuántas casas vende tu padre en un mes?
- 1 o 2...
- Bueno, ¿Saben qué? Mi papá vende miles de clavos en una sola semana.

Y orgulloso, el niño se fue caminando contento de haberlos derrotado.

4 comentarios:

Geraldine, dijo...

genial!...los niños son simples y tan llenos de sabiduría aveces!

Julieta en jumper dijo...

¡Qué dulce!

José A. García dijo...

Lo que debe de ser la comisión por semejante venta, papá!!

Saludos!

J.

Pablix Pebablds dijo...

Geraldine: Viste! Y algunos creen que no se puede aprender de ellos...

Julieta: :)

José: Zarpada, dicen que con esa comisión te pagás un viaje a las toninas en micro ida y vuelta! Zarpado...